lunes, 21 de noviembre de 2011

Fundamento teórico #3: Velocidad de obturación







Expliación en texto:

¿Qué es el obturador?


El obturador es el dispositivo que controla el tiempo durante el que llega la luz al elemento sensible, película o sensor. Suele estar formado por dos cortinillas, una de apertura y otra de cierre. Les recomiendo buscar: shutter slowmotion en youtube, para que vean vídeos donde se ve el mecanismo perfectamente.

La velocidad de obturación es simplemente el tiempo que está abierto el obturador de la cámara y por lo tanto el tiempo que llega luz al sensor, regulando de esta forma la cantidad de la misma. Por esto, la velocidad de obturación afecta directamente a la exposición.
Por lo tanto a mayor velocidad de obturación, menos luz llega al sensor y viceversa, cuanto más lenta es la velocidad de exposición, más luz llega al sensor. La velocidad de obturación pueden ajustarse en valores discretos, los pasos, como ya sabemos.

En esta tabla vemos el valor real de tiempo (izquierda), y el que marca la cámara (derecha). De una velocidad a otra contigua, estaremos reduciendo o aumentando un paso, esto es, dejando entrar la mitad o el doble de luz.

Por ejemplo: si variamos la velocidad de 1/2 a 1/4 de segundo, estará entrando la mitad de luz. De forma general, se habla de velocidades lentas a las que están por encima de 1/60 y velocidades rápidas a las que están por debajo.

Para exposiciones muy largas, existe el modo Bulb,en el que el obturador se mantiene abierto durante el tiempo que mantengamos el dedo sobre el disparador. Para este modo, y por norma general para velocidades lentas deberemos hacer uno de un trípode.





Efectos creativos

El uso de la velocidad de exposición nos ayuda a darle información adicional a nuestras fotografías, dándoles movimiento y sentido temporal. Aunque sea un tema muy variable, como norma general:

  • Velocidades rápidas: superiores a 1/60 segundos; se consigue congelar o reducir notablemente el movimiento.
  • Velocidad lentas: inferiores a 1/60 s; se consiguen imágenes movidas, desplazadas, otorgando mayor sensación de movimiento.

Truco para evitar fotos movidas

Quiero concluir con un pequeño truco para elegir rápidamente una velocidad de obturación adecuada y que evite que la foto salga movida.

Una forma fácil de saber que la velocidad de obturación máxima a la que disparar para evitar que la foto salga movida es: disparar a la inversa de la longitud del objetivo que estemos utilizando.

Por ejemplo, si tenemos un teleobjetivo de 200mm, podremos disparar a una velocidad de 1/200 como mínimo para garantizar que nuestra foto no salga trepidada.

Con la inclusión de sistemas de reducción de vibraciones, y dependiendo del pulso de cada uno esto puede variar, pero por norma general, viene muy bien acordarse de este truco a la hora de disparar.

Espero que les haya quedado claro el concepto de velocidad de obturacion. Para cualquier duda tienen nuestro correo electrónico: ask@rawtothebone.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario