viernes, 19 de julio de 2013

Fundamento teórico #7: Ley de Reciprocidad








Después de estudiar la apertura, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO, queda saber cómo combinarlas todas, para conseguir una determinada exposición.

Para ello, es fundamental conocer qué es y cómo aplicar la Ley de Reciprocidad.

PD: ¡Hay un error en el vídeo en el minuto 2:40. Al pasar de f2 a f1.4 tendremos MENOS profundidad de campo! Siento el lápsus

Más info tras el salto.


La Ley de Reciprocidad o Ley de Bunsen-Roscoe nos dice que el nivel de exposición es igual al producto de la intensidad de la luz por el tiempo de incidencia, para unas condiciones de iluminación y sensibilidad del sensor, fijas.

¿Entendiste? No importa, vamos a dejarlo más claro:

Exposición (E) = Intensidad (I) x Tiempo (S)

Para una escena concreta:
  • La intensidad de la luz viene controlada por la apertura.
  • El tiempo viene controlado por la velocidad de exposición.
  • El ISO estará fijo, básandonos en la necesidad de luz de la escena. (veremos que ocurre si lo variamos, un poco más abajo)
Está ley se suele asociar a lo que coloquialmente se conoce cómo Triángulo de Exposición:


Como vemos el triángulo hace referencia a la exposición, y el tamaño y forma de este no puede variar, por lo que si afectamos uno de sus vértices, deberemos variar alguno o los otros dos, para que siga llegando la misma cantidad de luz.

A la hora de variar estos parámetros, deberemos tener en cuenta que hay dos que afectan a la creatividad de la toma (Apertura y Velocidad de obturación), y otro que viene impuesto por las condiciones de luz (Sensibilidad ISO).

  • Variando la apertura, variaremos la profundidad de campo.
  • Variando la velocidad de obturación, variaremos la sensación de movimiento.
  • Variando el ISO, solo afecta al ruido final en el sensor.
 Vamos con un ejemplo

Este ejemplo lo haremos usando pasos completos, para que sea más sencillo. 
Recordemos que un paso es cuando doblamos o dividimos entre dos la cantidad de luz expuesta.
  • Valores de apertura: f1,  f1.4,  f2,  f2.8,  f4,  f5.6,  f8, f11, f16, etc.
  • Valores de velocidad: 1/1000, 1/500, 1/250,  1/125, 1/60, 1/30, etc.
  • Valores de ISO: 100, 200, 400, 800, 1600, etc.
Supongamos que tenemos: f4, 1/250, ISO 100 y queremos variar los parámetros, conservando la misma exposición, entonces, podríamos tener:
  • f2.8, 1/500, ISO 100 --> (Doble apertura, mitad tiempo exposición --> menos profundidad de campo, menos sensación de movimiento).
  • f5.6, 1/125, ISO 100 --> (Mitad apertura, doble tiempo exposición --> más profundidad de campo, más sensación de movimiento).
  • f4, 1/500, ISO 200 --> (Misma apertura, doble tiempo exposición, doble ISO --> misma profundidad de campo, menos sensación de movimiento, más ruido).
Ahora, ya sabes cómo afecta cada parámetro a la exposición y cómo se relacionan todos ellos, para tener la exposición que queremos.

Está ley es uno de los pilares en los que se basa la fotografía. 

Asegúrate de aprenderla bien y explotarla en todas tus tomas, potenciando tu creatividad.

PD: ¡Hay un error en el vídeo en el minuto 2:40. Al pasar de f2 a f1.4 tendremos MENOS profundidad de campo! Siento el lápsus

Ya saben que para cualquier duda disponen de nuestro correo electrónico: ask@rawtothebone.com

2 comentarios:

  1. Muy instructivo el vídeo. Pero te rectifico sin animo de ofender.
    Si abrimos mas el diafragma de f 2 a f 1.4 si que dejamos entrar mas luz, pero no conseguimos mas profundidad de campo como dices en el vídeo, si no menos profundidad de campo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón! Fue un error! Pero lo coregí con una nota en el vídeo!

      Eliminar